lunes, 24 junio, 2024
lunes, junio 24, 2024
spot_img
InicioLa SociedadEnergía EcologíaLa intervención del hombre procurando la mejora del medio ambiente

La intervención del hombre procurando la mejora del medio ambiente

La intervención del hombre procurando la mejora del medio ambiente, por Luis Mosquera

Muy a los principios de los años 70 fue cuando se hicieron los grandes e inmensos movimientos de tierras para la ACTUR (Actuación Urbanística Urgente por el Estado) a través del Ministerio de la Vivienda para construir una ciudad nueva, próxima a la capital, y que descongestionara la misma mediante la construcción de vivienda protegida, que era la necesaria en aquellos momentos y diría que casi más hoy en día.

En aquellos tiempos el paisaje de Tres Cantos era más o menos el que existe al Norte del término municipal, ya que al sur están los bosques naturales de El Pardo y de Viñuelas, siendo hoy en día cuasi un bosque nuevo, el mismo Tres Cantos.

Encinares no había y, por tanto, bosques interiores no había ninguno que yo recuerde, había muy poca encina y suelta de manera muy dispersa. Es decir, no había prácticamente nada arbóreo, incluso nada vegetal en la superficie, como matas, arbustos y etc., debido a que una vez que se hicieron los movimientos de tierras, pues más o menos, parecía las Bardenas Reales, una gran estepa.

Siempre se ha dicho, o mejor dicho, siempre he dicho, que en Tres Cantos hay un buen ejemplo de lo que es una zona verde natural forestal fantástica a preservar al 100% en sus límites del Monte del Pardo y del Monte de Viñuelas que lo abrazan, una zona semiforestal que es la intermedia, entre esa y el Parque Central, las medianas y etc. incluidas que es donde considero que hay una dosis de lo urbano de forma intensiva, es decir, que igual que en todo no existe el blanco y el negro, sino que son todo grises intermedios, en las zonas verdes pasa lo mismo, hay zonas verdes intensivas y zonas verdes que conviven con pavimentos, columpios, barbacoas, kioscos, terrazas o lo que sea.

Quiero enfatizar que para mí esa cosa tan tradicional que dicen, que la Tierra está hecha para el hombre, y no el hombre para la Tierra. Es decir, con arte, poesía y amor, así también se puede dominar la técnica, servir a la naturaleza y al hombre, que en resumidas cuentas es servir a nuestros semejantes en todas sus edades y necesidades, no es incompatible.
Movimiento de tierras de Tres Cantos en la época de Vicente Mortes, el tecnócrata que hizo posible Tres Cantos. 1975 lo que muchos no saben es que Tres Cantos es de esas épocas. Fotografía de 1975 en Visor CartoMadrid

Reflexionemos un poco y pongamos como caricatura el que no existieran las calles, las travesías, las rondas, las autovías, y todo fueran autopistas de cuatro carriles. Pues estamos apañados, tendrá que haber de todo un poco, además hay una cosa que no se entiende, nada más que pensando mal, y es que los términos municipales, en general, las comarcas, las comunidades y España son grandes, y no se entiende que nos tengamos que pelear por construir todos en el mismo metro cuadrado, es decir, construir en el mismo sitio porque no hay otro y así jugar con la especulación.

Aquí un recuerdo, y es que Tres Cantos es fruto de una expropiación forzosa por interés social para poner en el mercado suelo barato y, por tanto, con mínima repercusión en la construcción de vivienda social, esto tan precioso se hizo, y ahora los políticos debían aprender e intentar hacer cosas similares o equivalentes.

En Tres Cantos, la topografía, los movimientos de la superficie, son magníficos, suaves, parece que están preparados ya para una actuación del tipo que sea, paisajísticamente preciosos. Y en el caso particular, también del golf, y toda la parafernalia que le acompaña. Pues, paisajísticamente, el golf ayuda, se mantiene con agua reciclada, que si no hay suficiente habrá que fabricarla, impregna de verde y arrastra mucha, mucha plantación nueva. Y no digamos, la riqueza para la población por los hoteles, casa, club, y tiendas miles de explotaciones, pequeñas y discrecionales, atrayendo mucha demanda en el comercio local y terciario.

Esta fotografía es actual de una finca residual con el paisaje típico que había en Tres Cantos de encinas sueltas que queda al lado del «Metropolitan Park». Al fondo, el Cerro de san Pedro

Tratando del campo de golf, había firmas deportivas, hoteles y etc., que deseaban venir a Tres Cantos si hubiera la posibilidad o certeza de tener como disculpa ese gran paisaje que aporta un campo de golf con la nueva plantación completando la ya existente. En Tres Cantos nos equivocamos, lo hicimos con excesiva baja densidad poblacional, también ocurrió que se cambiaron las tipologías en torre por abundantes chalecitos adosados que cayeron del cielo, o más bien en una tormenta, que incluso invadieron el Parque Central, que en origen tenía 90 hectáreas. Pero claro, la baja densidad conlleva anonimato, dispersión de servicios y dotaciones, peligrosidad, etc. Y sobre todo, que apenas te cruzas con vecinos por la calle, tiene otros encantos, pero sí que parece deseable que fue un gran interés de Tres Cantos que viniera gente de fuera del área metropolitana a visitar y consumir en Tres Cantos, ya que es fundamental y necesario para el comercio y el terciario en Tres Cantos.

Tres Cantos está a 17 km de la Plaza de Castilla, la operación Chamartín llegará más o menos hasta la M-40, la M-50 algún día se cerrará porque seguro que hay alguna solución viable que hacer, por mucho que se empeñen los que lo boicotean todo porque es su deporte y su existencia, porque volvemos a lo mismo, la creación hecha por el hombre, es decir las industrias que utiliza el hombre para resolver los problemas de la naturaleza, suelen ser maravillosas si son a favor de la naturaleza, y no podemos ser paletos tan próximos a la capital, que neguemos las maravillas que en este mundo nuevo se están realizando por casi todas partes. Sería como si nos dijeran, que por favorecer a la naturaleza tendríamos que ir «en pelotas», y mira que el traje no tiene historia.

Además, según el diccionario de la Real Academia Española, medio ambiente, en una de sus acepciones, se refiere al conjunto de circunstancias exteriores a un ser vivo, claro que viene después de las definiciones de ecología, de autoecología, de sinecología, etc. etc. Me permito la alegría de decir que hay un medio ambiente muy humano y muy próximo, que es el que provoca una persona con sus ademanes, con sus voces, con su buena o mala educación, o con su ordinariez, y grosería o bien con su delicadeza y amabilidad. También con su aliento, o si no usa desodorante, o con su colonia o perfume. Pero sobre todo, con su presencia, se va limpio o sucio, peinado o enguarrado, y lo más importante, por encima de todo, su semblante y su sonrisa, etc, etc. Son las paredes, las paredes del color que sean, blancas, beige, hueso, azules, verdes, rojas, carmín, todas tienen un significado en combinación con otros colores según el test de Luscher, y nos afectan.

Se puede hablar en otra ocasión de los experimentos del color y de la forma, triangular, rectangular, cuadrada, curva, circular, etc. Todo tiene significado, y todo tiene significado combinando, y esto quiere insinuar que el medio ambiente lo tenemos en todos lados, desde el color de una estantería, de unas carpetas, de unas botellas, y no hace falta decirlo, los cuadros, pósteres o fotos que haya por medio. Hasta la forma de vestirnos, y así lo podemos hacer extensivo a todas las partes y a todo, pues las fachadas son las paredes de las calles, y el cielo y las nubes son el techo. No digamos el campo, el campo hasta con la brisa cambia, está vivo, lo que llamamos el paisaje es fantástico y porque actúe el hombre a favor, con poesía y arte no le va a hacer mal, lo va a potenciar incluso, o es que una mujer con tacones, un bonito vestido y una dosis de coquetería no queda también bellamente potenciada.

Por último, recordar para todos aquellos que no lo recuerdan, o lo que es más gordo, no se han enterado, que el gran grueso de las plantaciones de Tres Cantos, pinos, cipreses y etc., todos de gran porte ya, se plantaron en este semidesierto de Tres Cantos, gracias a don Joaquín Aracil Bellod, arquitecto, profesor de la ETSAM, y especialmente a don Luis Miquel Suárez Inclán, arquitecto y Director General de Arquitectura y Consejero de Tres Cantos SA, que provisionaron los fondos de plantaciones de los años 80, y que gracias a ellos, Tres Cantos es verde. Después se han plantado árboles de menor porte y bienvenidos sean, es una manera que se hizo de convertir una estepa en casi casi un bosque o un jardín, y lo que le falta, pues son árboles de 35 años de vida aquí plantados aunque se plantaron ya con cierta envergadura.

Bueno, hay mucho territorio del que debemos ocuparnos, incluso del natural para preservarlo, pero qué es el arte, sino la creación humana, y lo es también la bicicleta o el 600.

Luis Mosquera Pedrosa

Arquitecto Jubiado

La intervención del hombre procurando la mejora del medio ambiente, escrito de nuestro colaborador, Luis Mosquera
- Publi -

Comentarios recientes