domingo, 14 julio, 2024
domingo, julio 14, 2024
spot_img
InicioLa CiudadCon cariño y más respeto a don Eduardo Mangada Samain

Con cariño y más respeto a don Eduardo Mangada Samain

Con cariño y más respeto a don Eduardo Mangada Samain. Personajes tricantinos que son parte de la historia de Tres Cantos.

Voy a escribir de memoria y en buena medida movido por el corazón.

Mangada, a principios de los 80 y siendo Consejero de Política Territorial y Transportes de la Comunidad de Madrid, heredó Tres Cantos que provenía del INUR, es decir, del Ministerio. En la herencia estaba una ágil empresa pública S.A. cuyo accionariado pasó cien por cien a la CAM y ahí estaba yo.

Modestamente, tengo que decir que el paso extenso de Mangada por Tres Cantos hay que contemplarlo teniendo en cuenta que ya tenía sus años y mucha experiencia como arquitecto y urbanista y no hacía experimentos a lo bobo.

Ten la certeza que tu paso por Tres Cantos fue y es algo muy constructivo y aleccionador y has dejado gran huella porque sin ti no tendríamos el Tres Cantos actual que sospecho que pasará a la historia.
En primer lugar, no le gustaba lo que encontró y me imagino que le dio muchas vueltas. Le pareció excesivamente extenso y agresivo el desarrollar la tercera pata que estaba inmaculada en la zona oeste de Tres Cantos. Por otra parte, la edificación de la primera y segunda fase de Tres Cantos tenía mucha altura y yo creo que tenía interés en hacer de Tres Cantos una ciudad jardín. Por ese motivo encargó a D. José Ramón Menéndez de Luarca y a D. Pedro Casariego Hernández Vaquero sendos planes parciales. Para mí tiene sentido que redujera sensiblemente el Parque Central, ya que parece suficiente y Tres Cantos está rodeado de parques. El inicial era para 130.000-150.000 habitantes, pero al reducir la zona oeste se reducía el pueblo y al reducir las alturas se reducían las densidades. También, tenía su peculiar sentimiento o conciencia social y facilitó la participación de cooperativas sociales de viviendas de protección oficial.

Mangada era un buen arquitecto, o por lo menos para mí, y tenía criterio. Por tanto, a base de concursos restringidos en las obras de un poco de entidad y algún encargo directo, se hicieron la estación de ferrocarril, el Parque Central con su lago, la Avenida de los Encuartes, las modificaciones urbanísticas, los proyectos de la Casa de la Cultura y del Ayuntamiento que no se realizaron, la Casa de la Juventud y etc. Aunque requiere un comentario extenso aparte, el arquitecto D. Luis Miguel Suárez Inclán, Director General de Arquitectura y Consejero de Tres Cantos S.A., junto con Mangada dispuso que se realizaran campañas de plantaciones en Tres Cantos que era una auténtica estepa. Por ese motivo, en gran medida Tres Cantos es joven y verde.

Desde luego Don Perfecto se murió y como tú rebosas humanidad te habrás equivocado también como todos los prójimos, pero teniendo en cuenta que el que trabaja también se equivoca en algo

También, en aquella época la ATT tenía que buscar emplazamiento en Europa y por lo menos en España y Tres Cantos de industria tecnológica no tenía nada. Mangada, para atraer el interés, dispuso una oferta de un suelo que recogía todas las condiciones como por ejemplo la distancia a la autovía y al ferrocarril por las vibraciones en la producción de microchips y lo vendió a un precio total y absolutamente simbólico y que para mí tuvo el gran beneficio para Tres Cantos de la implantación y ejecución del PTM.

Cuando él fue Consejero de Política Territorial, siempre bien rodeado de buenos arquitectos y urbanistas, nombró Presidente de la Sociedad a D. Ramón Romo Larequi. Hombre de empresa que dio un gran impulso a la Sociedad y, por tanto, a Tres Cantos jugando con la ventaja de su sintonía con el Consejero. Los últimos tiempos de Mangada fueron como Presidente de la Sociedad y fue cuando le pude tratar más y me confesó dos cosas que yo espero poderlas decir. La primera es que gracias a su intervención se mejoró el trazado del tren de cercanías y la segunda que se iba de la CAM porque le habían quitado la competencia en transportes y decía que el urbanismo sin transportes no tiene sentido. Desde luego, a mí me convenció totalmente y por este motivo lo manifiesto.

Fueron años entrañables y cuando Antonio Osuna falleció y poco después se fue Mangada yo me quedé mal, pero a lo hecho pecho. Ahí está lo que se hizo.

Desde aquí, un recuerdo muy grande a la entrañable Rosario de Mangada.

Luis Gonzaga Mosquera Pedrosa
Arquitecto Jubilado

Esta semblanza «Con cariño y más respeto a don Eduardo Mangada Samain» sobre Eduardo Mangada es parte de la historia de Personajes Tricantinos de Tres Cantos Plus

- Publi -

Comentarios recientes