miércoles, 24 julio, 2024
miércoles, julio 24, 2024
spot_img
InicioLa CiudadCarlos Rubio, uno de los artífices de la Ciudad de Tres Cantos

Carlos Rubio, uno de los artífices de la Ciudad de Tres Cantos

Carlos Rubio, uno de los artífices de la Ciudad de Tres Cantos. Arquitecto de fama internacional es uno de los artífices que hace Tres Cantos desde los años 80: desde viviendas sociales, como se hacia al principio en Tres Cantos, hasta en la nueva Universidad de Artes Audiovisuales en el Nuevo Tres Cantos.

Tres Cantos Plus y Canal Vicus se unen en este proyecto para conocer más la historia de Tres Cantos: Creadores de Tres Cantos. Aprovechamos el aniversario de la segregación para recordar y homenajear a los que empezaron Tres Cantos mucho antes de la segregación administrativa.

¿Cuándo oyó hablar de Tres Cantos por primera vez?

Cuando se decidió crear esta nueva ciudad, uno de los pocos ejemplos en España de New Town, nos llegaron las primeras noticias. Está en un sitio privilegiado entre la ciudad y la sierra de Madrid. En el año 86 con una empresa hicimos un proyecto de vivienda social para LARCOVI con Enrique Álvarez Sala y César Larrea. Con una planta distinta, simétrica, con doble orientación con terraza e inspirada en Coder en Barcelona pero para vivienda social. El COAM lo premió al mejor proyecto de 1989.

Carlos Rubio, arquitecto
Soluciones modernas para la vivienda social desde haca casi 40 años.

También me presenté al concurso de la iglesia de Santa Teresa que ganó Andrés Perea. Siempre me he presentado a muchos concursos y la mayoría se pierde.

Carlos Rubio, arquitecto
El diseño y las soluciones siguen siendo actuales

¿Con FCC en las mil viviendas qué hiciste?

Con el nuevo ensanche ya teníamos relación con FCC con el nuevo Calderón y nos pidieron un proyecto de vivienda protegida. Es un edificio en forma de gusano y que cumple los reglamentos de Tres Cantos en relación con la posibilidad de tener o no tener terrazas.

Carlos Rubio, arquitecto
Hay edificios que se distinguen del resto de su alrededor,…

La arquitectura desde siempre ha sido un trabajo de servicio cubriendo una necesidad, artistas pero para una solicitud. Siempre la utilidad y necesidad está presente desde Vitruvio. Hacer lo innecesario es absurdo en insostenible en nuestro trabajo. Damos servicio, pero positivo, mejor que lo que uno está esperando: en vez de dos bloques, un bloque que se puede atravesar con un enorme soportal con jardines en los distintos ambientes con una propuesta con singularidad.

¿Y en la actualidad?

Por suerte nos llamaron de Secuoia y que con un acuerdo con Netflix van a producir todo lo que se produce en español. Nos han pedido un encaje de ese campus ligado al conocimiento de imagen y sonido. El primer edificio es una universidad que capitanea el grupo Planeta que ya está con alumnos y estamos acabando la segunda fase. Están muy contentos con el resultado tanto los inquilinos, los estudiantes, como Secuoia y Planeta.

Carlos Rubio, arquitecto
La futura Universidad ya ha empezado a funcionar y está construyéndose la segunda Fase

¿Qué responsabilidad tenéis los arquitectos para hacer unas casas para vivir y no solo sobrevivir que con el COVID se ha puesto más de manifiesto?, ¿cómo compaginar ecología, medio ambiente, salud, economía,…?

Los arquitectos desde los orígenes de la humanidad han intentado hacer espacios de convivencia. Desde organizar una cueva y seguimos  que la vivienda es el gran proyecto del arquitecto y el proyecto común es la ciudad para vivir juntos de alguna manera. La necesidad de vivir juntos es evidente. La mitad de la humanidad es urbana y el problema es que se está despoblando el medio rural. Las oportunidades no se dan en ese medio.

Ahora el COVID nos ha hecho reflexionar sobre el haber estado enceerrados en casa y hemos descubiertos sus deficiencias para poder salir, tomar el aire y los promotores inmobiliarios, que están muy al tanto de lo que pasa, nos lo han pedido. Nosotros hacemos lo que nos piden.

Se construye lo que nos piden: la TERRAZA. Es algo que había desaparecido porque es cara de construir y no se demandaba y solo se contabilizaba los metros cuadrados de dentro. Pero hoy en día la terraza da un paso más y se convierte en espacio comodín: la terraza no es siempre un espacio exterior. Se tiene que poder abrir y cerrar con un filtro  como hay en otros países. Tiene un cierre no térmico pero sí al viento. Como un invernadero delante de nuestro salón. Un ambiente distinto al de dentro o al de fuera. Esta se aísla con vidrio como las galerías de la arquitectura popular de toda la vida, como en Coruña.

Tenemos otro problema que es el debate entre lo económico y lo ideal. Nadie quiere grandes edificios de bloques pero se siguen haciendo. Incluso en el Tres Cantos ideal de ciudad inglesa de chalés adosados. En el Nuevo Tres Cantos o Tercera Fase se están haciendo edificios hasta de 7 plantas.

No debemos de asustarnos con eso. Es verdad que el triunfo de la ciudad es lo que marca la competencia entre unas y otras. Por ejemplo Madrid es la tercera capita del mundo en musicales; Nueva York, Londres y Madrid. Otras tienen el mejor aeropuerto,…

Con el crecimiento en extensión hemos acabado con la ciudad porque consume mucho suelo, muchos recursos. Y por esos las ciudades van a crecer más que en extensión, en densidad.

Tenemos el ejemplo de Manhattan. En 1910 se hace el trazado y más adelante se decide meter un parque, y en ese trazado se diseña. Es el primer parque urbano que se diseña. Hasta ahora los parques, la Casa de Campo, Hyde Park ,… eran propiedades de la corona que pasan a ser propiedad de la ciudad, de alguna manera. Cuando hacen Central Park es para un trazado en Manhattan con casas de dos o tres plantas. Y ahora ese trazado se mantiene con rascacielos que hacen que las aceras sean más anchas, con pasajes y con más «suelo que pisar».

Si, además, quitamos al coche, que es otro elemento que está en transformación. El coche aparcado ya ha desaparecido en Manhattan, por ejemplo. El coche aparcado es un bien privado ocupando un bien público: eso ya no tienen sentido. El que tenga coche que lo guarde o lo deje en la periferia. Madrid tiene mucho aparcamiento subterráneo y puede ser una de las ciudades con más aparcamiento debajo de las calles.

Y con la nueva tecnología en que venga el coche autónomo te lleva y se va solo y se aparca en San Blas ,…

El coche que le llamas y viene solo sin conductor está aparcado en la periferia y viene a recogerte desde unos aparcamientos en la periferia en suelo barato, en sótano o en altura. Viene tu coche para ir a la playa, cargas el coche y te vas a la playa y el coche no está en la ciudad gastando energía buscando aparcamiento dando vueltas. Esto ya ocurre en Tres Cantos que hay que dejarlo en un aparcamiento que es gratis, gracias a Dios, en un Centro Comercial. Y luego caminando. No hay transporte público para muchos desplazamientos y es el día en el que no haya coches en la calle será como un taxi con o sin conductor y tema resuelto.

Y en Tres Cantos tenemos el problema del planeamiento que se hizo en su día con locales comerciales que no han llegado a ser útiles ni se han estrenado y que el ayuntamiento no ha dejado todavía que se cambie su uso para viviendas de personas con movilidad reducida. De igual modo centros comerciales medio vacíos también que no hacen falta,… Está evolucionando la ciudad continuamente y como vemos en el Nuevo Tres Cantos que choca con el uso ecológico o no de las nuevas parcelas urbanizadas y con un futuro incierto.

En nuestra profesión es necesario pensar en el futuro porque desde que se empieza a diseñar un edificio y hasta que se vive en él pasan dos o tres años, pero no son pisos para un año, sino que son para que duren 40 o 50 años. Uno no se cambia de vivienda cada pocos años. A veces uno cambia de casa una o dos veces en su vida. Es un bien conservador porque los experimentos con la vivienda tienen su complicación.

Y las innovaciones hay que hacerlas poco a poco. Por ejemplo vemos cómo han evolucionado las cocinas ahora con el COVID. La cocina era antes para el servicio y ahora se vive en la cocina y es un hobby que ha cobrado un gran protagonismo y se quiere ahí estar viendo la televisión, estar con los hijos, con la familia.

Lo de los locales va a cambiar porque los locales comerciales van a desaparecer muchos de ellos y ni siquiera se van a inaugurar. El ayuntamiento tiene que ir pensando que eso no funciona y hay que buscar una solución de cambio de uso y vivir en planta baja se puede vivir perfectamente y que hay gente que no puede subir ni un peldaño o que el ascensor no cabe ni la silla.

Para los cambios tienen que estar preparados los políticos y los gestores de la ciudad y adelantarse a los problemas.

Otra revolución en la que estamos es la mantenibilidad. Tres Cantos tiene ya muchos edificios con 40 años, están remozándose polideportivos en su primera y segunda remodelación. Está claro que mantener la ciudad es mucho más caro que inaugurar. Esto lleva a un conflicto: «no me hagan más casas sino vamos a mejorar lo que tenemos» y no hacer más casas, como en Madrid, sino rehabilitar haciendo maravillas con la población estancada o bajando en España. Más que más edificios, mejores edificios

La profesión de los arquitectos no es solo hacer. Hace años en Inglaterra ya no hacen nada de nueva planta, sino que están arreglando. Mientras España seguía construyendo porque había mucho por hacer. Pero ahora en España tenemos que cuidar y proteger lo que tenemos.

La ciudad del futuro se va a basar en tres cosas: que sea más verde, siendo más alta y más densa, más sostenible y más valorado su patrimonio que tiene la ciudad como valor identitario. Esto lo están consiguiendo ya algunas ciudades, Madrid ya ha pegado un salto en este sentido y en Tres Cantos está pasando lo mismo. Todos nos damos cuenta de que en Tres Cantos se vive muy bien; cerca de una gran ciudad capital cabeza del mundo que tiene de todo y además las ventajas de estar en el campo muy próximo. Tiene todas las ventajas y con un clima fantástico. Todo son ventajas. Con un trazado que funciona.

Esta entrevista es un homenaje a todos los que han hecho posible este Tres Cantos en estos 50 años.

Hay que lograr que las cosas duren y que sean útiles. Por ejemplo, Internet está cambiando las ciudades. Sobran locales y centros comerciales porque la gente compra por internet. Los portales de las viviendas son los que tienen que cambiar a para poder guardar todo lo que llega por el comercio electrónico. Los conserjes están habilitando grandes buzones para cada vecino. No se va la tienda sino que el objeto es el que viene. Esto supone profesiones nuevas y servicios nuevos. Y el coche mientras no sea autónomo puede ser llevado por una plantilla de personas que se encargan de guardarlo.

Para ver el futuro, miremos el pasado. La gran ciudad es fruto de varios inventos: el ascensor, la electricidad y el coche. Antes eran distintas y cambiaron radicalmente.

Ahora por la noche todo sigue funcionando sin luz de gas o velas. Aumentan las horas de trabajo, de ocio y de TV. Ahora con el internet estamos conectados con todo el mundo, podemos trabajar en cualquier lugar. El teletrabajo se va a quedar y las casas hay que modificarlas para las nuevas necesidades compatibilizando los usos de los dormitorios con despacho también, por ejemplo. De igual modo estamos cambiando los espacio colectivos de la comunidad: Las cubiertas: verdes, ajardinadas,… como nuevo punto de encuentro.

Carlos Rubio, uno de los artífices de la Ciudad de Tres Cantos. Un placer hablar con él: un personaje tricantino más.

- Publi -

Comentarios recientes