miércoles, 24 julio, 2024
miércoles, julio 24, 2024
spot_img
InicioLa PersonaBIPOLARIDAD & REFUGIADOS: ¿Tres Cantos, una ciudad tipo o una de tantas?

BIPOLARIDAD & REFUGIADOS: ¿Tres Cantos, una ciudad tipo o una de tantas?

BIPOLARIDAD & REFUGIADOS: ¿Tres Cantos, una ciudad tipo o una de tantas?

En cierta manera no, pues es una ciudad nueva y con un estatus económico muy por encima de la media. Pero quizás por eso mismo es reflejo destacado de nuestra sociedad. Por tener mayor margen de maniobrabilidad por su presupuesto, por tener menos lastre económico y un gobierno local con una mayoría que le permite hacer y deshacer en solitario sin tener en cuenta a la oposición a la hora de tomar sus decisiones. Una ciudad Burbuja donde la interactuación externa es menor que en otras localidades por las características del terreno donde se encuentra. En definitiva, un lugar perfecto para valorar con mayor claridad a una sociedad Bipolar, donde, por un lado, se realizan afirmaciones como “La vivienda es un Derecho” y por otro se convierte en la inversión económica al alcance de cada día menos personas.

Todavía unos siguen siendo «blancos» y los otros «negritos».

Nos adiestran desde pequeños a competir en vez de a compartir

Tres Cantos, un lugar donde en su día se cerraron las puertas a la acogida de personas refugiadas con todo tipo de impedimentos para no ceder a la petición de utilización del Palacio Valdés como centro de acogida que solicitaron el CEAR, el ayuntamiento de Madrid, la Iglesia Católica, asamblea feminista, asociaciones de vecinos de Tres Cantos, etc.

En esta misma ciudad, con el mismo partido en el gobierno, con el mismo alcalde, se pide colaboración a todos los vecinos de Tres Cantos para conseguir alimentos, medicinas,… Incluso llegan a solicitar los propios domicilios de los vecinos tricantinos para albergar el mayor número posible de refugiados ucranianos en nuestra ciudad, algo que desde luego es necesario y que se apoya con fuerza desde prácticamente todas las instituciones, aunque aún está por ver cómo se resolverá esta situación por parte de la nueva mesa de seguimiento creada por nuestro ayuntamiento para organizar y supervisar esta acogida, cuando empiecen a llegar refugiados ucranianos, pues la mayor parte de las instituciones que participan en dicha mesa no tienen experiencia en esto. Desde luego les deseamos lo mejor. Ahora, sin entrar en comparaciones, que tanto detestamos ante refugiados, no podemos evitar preguntarnos ¿Por qué ahora sí y antes no?

¿Por qué antes eran todo dificultades y ahora supuestamente se echa toda la carne en el asador? Haciendo salvedad de varias actuaciones que acentúan la bipolaridad de nuestra política de acogida, a unas asociaciones que se ofrecen para la acogida de refugiados ucranianos en Tres Cantos se les piden requisitos legales, incluso en circunstancias límites como la que estamos viviendo, mientras, por otro lado, solicitan a la población un esfuerzo para ello, sin evaluar la preparación o experiencia en esto de la acogida de personas, pues no es algo sencillo y de hacerse mal, podría traer consecuencias, tanto para el acogedor como para el acogido. Sabemos que en una urgencia eso es algo secundario, pero si se le piden requisitos a una asociación tricantina con experiencia, ¿No se debería hacer algo similar con alguien que “solo” pone su buena voluntad?

¿Qué pasará ahora con los refugiados clase B o no ucranianos que siguen llegando?

Volviendo a lo esencial, e intentando hacerles reflexionar sobre la motivación del cambio de parecer de nuestro gobierno, para ayudarles a buscar por ustedes mismos la auténtica motivación: podríamos hablar de la cercanía de la injusta guerra de Ucrania, ¿Pero existe algo más cercano que nuestras costas donde ya han muerto miles de personas buscando una salida? Al llegar estas personas a nuestra ciudad son vistos como casos derivados o problemas que ahora le toca resolver en el flamante edificio “21 de marzo”, en vez que crear un lugar para ellos.

Otro motivo podría ser la información gráfica que nos llega a diario, mayor a ninguna otra guerra hasta entonces y que ha conseguido movilizar a tantas personas e instituciones, aunque también en la guerra de Siria podríamos ver cada día su evolución y sangría. Quizás sea que las personas que aparecían en esa guerra y las ciudades no se parecían mucho a las nuestras.

Realmente no importa la motivación, aunque creo que todos nos hacemos idea de las motivaciones de algunos políticos, que también son humanos y reflejo de una sociedad donde lo primero es tener y luego es el ser, donde nos adiestran desde pequeños a competir en vez de a compartir.

Aquí no hay culpables, solo personas que aún tenemos que aprender a desaprender el individualismo. El único poder está en servir, que para eso estamos aquí todos.

Limpios de toda culpabilidad, pero no de responsabilidad, nos debemos preguntar: ¿Qué pasará ahora con los refugiados clase B o no ucranianos que siguen llegando?

Lo ideal sería aprovechar esta oportunidad para crear vías de inmigración seguras y aligerar de paso toda la burocracia que tiene condenadas a tantas personas migrantes. Vienen a nuestro lado, pero están lejos de alcanzar lo que nosotros disfrutamos, viéndose bloqueados o como ciudadanos de tercera.

BIPOLARIDAD & REFUGIADOS: ¿Tres Cantos, una ciudad tipo o una de tantas?, está escrito por Comunidad Misión Emmanuel
- Publi -

Comentarios recientes